¿Qué es un certificado GOTS?2 de mayo de 2024

El Global Organic Textile Standard (GOTS) es un sello creado en 2006 para garantizar que una prenda o un producto textil ha sido confeccionado con fibras orgánicas, sin utilizar pesticidas o sustancias tóxicas y respetando los derechos laborales. La supervisión se hace a lo largo de toda la cadena.

Sostenibilidad social y medioambiental en las prendas

Global Organic Textile Organics (más conocido por sus siglas, GOTS) es un certificado que garantiza que una prenda o un material ha sido realizado con fibras orgánicas. Para que un producto textil lleve el sello GOTS en su etiqueta, debe contener, al menos, un 70 % de fibras orgánicas certificadas. Si el sello es GOTS Organics, este porcentaje aumenta hasta el 95 %. En mi tienda, Los Zapatos de Maru encontrarás productos con el sello de GOTS de 95% orgánico.

Una de las características más interesantes del certificado GOTS es que tiene en cuenta criterios tanto medioambientales como sociales. Así, garantiza que sus tejidos han sido producidos sin utilizar ningún tipo de pesticida o sustancia tóxica para el medioambiente y también respetando los derechos de las trabajadoras y los trabajadores.

El proceso de verificación de GOTS para avalar que las fibras que terminan en nuestros armarios son orgánicas comienza justo después de la recogida del material. Tal y como señalan desde GOTS, el cultivo de fibras orgánicas está bajo el alcance de los estándares de agricultura orgánica, muchos de ellos definidos por los gobiernos nacionales. De este modo, GOTS entra en juego en las siguientes etapas de la larga y compleja cadena de producción del sector textil. Si continuamos con el ejemplo del algodón, el proceso comenzaría durante el desmonte, el proceso en el que se quitan las semillas al algodón, y continuaría con otros como el hilado, el tejido o el teñido.

GOTS busca garantizar procesos sostenibles y éticos en toda la cadena. Es una certificación que hace tiempo marcó un estándar muy alto, porque no solo asegura que no se usen ciertos químicos o se utilicen en un porcentaje muy bajo en comparación con lo que hacía en aquel momento la industria, sino que también tiene en cuenta ciertos aspectos sociales. No puede haber trabajo infantil, esclavitud o trabajo forzoso, por ejemplo.