Calzado respetuoso en Los Zapatos de Maru18 de enero de 2024

Durante mucho tiempo se pensó que los niños y niñas tenían que llevar zapatos rígidos que les sujetaran bien los tobillos y tuvieran suelas firmes cuando no sabían caminar. A día de hoy sabemos que la mejor opción para los niños es el calzado respetuoso, que les permite la absoluta libertad de movimientos, como si caminaran descalzos.

¿Tienes dudas sobre qué es el calzado respetuoso, cuáles son sus características y sus beneficios? No te preocupes, yo te lo explico.

El calzado respetuoso es aquel calzado que proporciona una protección a nuestros pies pero que, al mismo tiempo, permite la libertad de movimiento y respeta el desarrollo natural del pie. Es decir, ofrece todas las ventajas de ir descalzo pero con la protección y seguridad adecuadas.

 

Características del calzado respetuoso

Las principales características del calzado respetuoso son:

  • Suela flexible, que facilite la libertad de movimiento.
  • Suela fina, inferior a 5mm
  • Suela antideslizante.
  • Suela sin drop, es decir, que la altura de la suela sea igual en la parte frontal y en la parte posterior del calzado.
  • Horma anatómica, que respete la forma natural del pie.
  • Puntera ancha, que permita el libre movimiento de los dedos.

 

Los beneficios del calzado respetuoso para bebés y niños

  1. Fortalece los músculos del pie y la pierna
    Gracias a no contar con elementos rígidos que oprimen el pie ni amortiguadores que debilitan las articulaciones, todos los músculos que intervienen en la acción de caminar se mueven con normalidad, fortaleciéndose y manteniéndose en las mejores condiciones físicas.
  2. Ayuda a pisar correctamente
    Cuando pisamos descalzos, toda la planta del pie está al mismo nivel. Es decir, tenemos una pisada conocida como neutra. En el calzado convencional existen plantillas anatómicas, amortiguaciones y otros elementos que impiden esa pisada. De ahí que se produzcan lesiones, deformaciones y otros trastornos físicos, totalmente evitables.
  3. Fomenta la estabilidad y el equilibrio
    Gracias a mantener el pie en total horizontalidad, tenemos menos peligro de perder la estabilidad o el equilibrio, evitando males tan comunes como las torceduras o esguinces. Además, está más preparado para andar por cualquier terreno, adaptándose a ellos con total naturalidad y fomentando los estímulos que recibe la planta del pie.
  4. Evita tensiones musculares, articulares y malformaciones
    El calzado convencional, está fabricado de tal forma que la puntera no deja la libertad total de movimientos de los dedos, lo que hace que, en muchos casos, se amontonen provocando distintas deformaciones y dolencias. También, debido a la utilización de plantillas y elevaciones, consigue impedir la libertad de movimientos tanto de la planta como del tobillo, originando tensiones en los músculos y articulaciones. Problemas que se extienden, debido a no mantener una pisada neutra, a las caderas, las rodillas y la espalda.
  5. Menos gasto de energía
    Gracias a pisar correctamente, el calzado minimalista permite aprovechar al máximo la energía que realizamos al caminar. Es decir, la que se desprende de la musculatura del tobillo y del tendón de Aquiles. Si a ello sumamos que estos calzados son más ligeros, entonces necesitaremos menos esfuerzo para movernos.

 

En mi tienda podrás encontrar una variedad de modelos de calzado respetuoso o minimalista, tanto para niños como para adultos (y poner aquí las marcas y luego lo enlazo con los de la tienda online). Minishuu, blanditos de crios, bar3foot. En verano tendré un par de marcas más.

Calzado respetuoso