En Los Zapatos de Maru colaboramos con la marca de calcetines Besocks, firma que trabaja con algodón peinado de primera calidad, 100% orgánico. El algodón orgánico respeta el medioambiente en todas sus etapas de fabricación.

Besocks utiliza para calcetines semillas no tratadas y libres de transgénicos. Producen con un total respeto por la biodiversidad, libres de pesticidas y productos químicos. Además, sus productos no tienen ningún componente de origen animal, resultando así un producto vegano.

Son súper cómodos. Al estar libre de residuos tóxicos, el calcetín es más suave y transpirable. Es hipoalergénico, apto para las pieles más sensibles. El tejido de algodón orgánico es más resistente y duradero, ya que no se someten a tratamientos con productos químicos agresivos.